top of page

Mensaje Semanal #12 Patronato KINAL

Si analizamos con seriedad que muchos de los eventos que concurren en el tiempo, son originarios de un sentimiento humano de desdén hacia los demás, es decir, que ha sido infestado por la enfermedad del orgullo que se convierte en arrogancia, desprecio y una exaltación de su propia vanidad, logrando dividir comunidades e incluso familias, pues la persona orgullosa pone fin a la “majestad del honor” a cambio de su propia exaltación y engreimiento en sentirse mayor que los demás.


Sabiendo que la vanagloria es la enfermedad del Ego humano, que lo llevará a una posición de orgullo, de la cual poco hay para curarle, por consiguiente, el vicio del orgullo es con toda probabilidad el mayor ejemplo de un mal nacido, en el corazón del hombre que quiere verse reconocido como mayor que los demás, despreciando cualquiera que se interponga en ellos, pues los considera inferiores.


Debemos de enseñar a nuestros alumnos, a nuestro entorno, y a nuestros afiliados a practicar la Humildad y las virtudes plenamente, evitar los vicios del orgullo que destruye el saber y el comprender de quienes nos rodean y que compartimos, las bondades que Dios nos ha dado para beneficio de una convivencia sana y pacífica, gozando a plenitud los Dones del Espíritu Santo y los sentimientos de un alma pura y cariñosa.


Atentamente,

Raymond

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page