top of page

Mensaje Semanal #3 | Patronato Kinal

Al contemplar la Creación nos damos cuenta de la infinidad de aristas que podemos observar desde la cadena montañosa y sus volcanes hasta los valles y los bosques que nos dan vida y esperanza al mismo tiempo podemos ojear un libro impreso y sentir el aroma de la tinta y el sonido de las páginas que fluyen dentro de los dedos, el simple entusiasmo de palpar las rigurosidades de una hoja de papel para imaginarnos el contenido del texto en una forma real y muy personal.


Como hemos comentado anteriormente el 79 % de los estudiantes prefieren leer textos impresos en papel con sus correspondientes imágenes en lugar de simplemente verlo en una pantalla, en dos palabras lo podemos llamar que estamos en una evolución de la lectura en la Era de la Digitalización.


Está comprobado que para leer un texto largo hay  que deslizarse por la pantalla lo que reduce la concentración del lector sobre el contenido inclusive está claro que las pantallas reducen nuestra capacidad de atención sobre los textos, lo que nos lleva a olvidar mucho de lo leído.


En un libro impreso el contenido se presenta como una parte de un todo sea de un párrafo y así el proceso cognitivo asociado a la compresión aporta una propiedad única de la lectura de los textos, la innovación ha avanzado en la industria al punto que las cantidades de papel “sin madera” pueden sustituir a otros tipos antes usados con las ventajas de poder reproducir textos más aromáticos y más cognitivos para continuar admirando la grandeza de la Creación a través de la educación y el avance científico en la utilización óptima de los materiales que Natura no ha puesto enfrente.


Escribiremos y dibujaremos escuchando como el lápiz se desliza sobre el papel apoyando nuestra intuición en seguir escribiendo un texto más alegre.

Escribamos y leamos textos impresos en papel.

Muchas gracias,

Raymond

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page